Combinación de influenza y chikungunya puede ser letal

Combinación de influenza y chikungunya puede ser letal

La posibilidad de una doble infección de chikungunya con influenza podría ser una combinación letal que la ciudadanía no debe perder de vista, especialmente ante el comienzo de la temporada alta de influenza en Puerto Rico.

Así lo advirtió ayer el doctor Ricardo Fontanet, presidente del capítulo local de la Academia Americana de Pediatría, quien observó que mientras para el chikungunya no hay vacuna ni medicamento, para la influenza sí.

“Todo el mundo está pendiente del chikungunya y se han olvidado de la influenza. Como piensan que de cualquier manera le va a dar tarde o temprano, la gente está bajando la guardia con el chikungunya, pero no están conscientes que podría ser hasta mortal, especialmente si se combinan los dos”, recalcó el pediatra.

Vacunación

Según el galeno, ante la cantidad de casos de chikungunya y los que suelen reportarse de influenza durante la temporada alta, es de esperarse que hayan personas infectadas simultáneamente con ambos virus.

“Van a haber casos de las dos cosas (chikungunya e influenza). A todos prácticamente nos va a dar chikungunya según los mosquitos (infectados) sigan picando gente. Y esto coincide con la temporada alta de influenza”, dijo.

Ante esta situación, Fontanet urgió a la población a vacunarse contra la influenza, particularmente ante la mezcla de varios otros virus circulando en el ambiente.

Mezcla de virus

Fontanet recordó que, además de chikungunya e influenza, hay otros virus causando muchas infecciones. Se refirió al enterovirus D-68, uno de muchos enterovirus que puede causar de leves a graves enfermedades respiratorias. 

Según información del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), entre mediados de agosto y el pasado 26 de septiembre ya se han confirmado 277 casos de enterovirus D-68 en 40 estados y Washington D.C.

Aunque aún no se han confirmado casos de este virus en Puerto Rico, Fontanet vaticinó que se espera que esto ocurra para principios del próximo año.

“En Estados Unidos esto (Enterovirus D-68) se ha regado bien rápido, particularmente en Chicago (Illinois), donde muchas personas viajan o al menos hacen escala (de vuelos). Podríamos tener una tormenta perfecta de todos estos virus (circulando) para enero o febrero”, dijo.

Pocas vacunas.  Fontanet advirtió que, aunque hace un mes ya hay proveedores privados, como él, vacunando contra la influenza en sus oficinas médicas, el movimiento  de vacunación este año ha estado lento.

Comentó que es probable que este año no hayan muchos proveedores vacunando contra la influenza a nivel privado ya que los costos  de las vacunas nuevas son mayores  que los del año pasado.

Según dijo, las vacunas contra la influenza fabricadas para la temporada 2014-2015 fueron confeccionadas con las mismas cepas del virus que las del año pasado: Influenza AH3N2, AH1N1 y B.

Fontanet anunció que el próximo sábado, 4 de octubre, de 9:00 a.m. 5:00 p.m., habrá una clínica de vacunación masiva gratuita contra la influenza.

La actividad, llamada Flupalooza, será  en el Coliseo Roberto Clemente,  en Hato Rey.

Evaluación médica

Por otra parte, el galeno comentó que, ante la cantidad de virus que están circulando con los mismos síntomas es importante que las personas acudan a sus médicos para recibir el diagnóstico adecuado.

“Cuando da en familia muchos no van al médico, pero es importante que sepan que chikungunya no es lo único que da fiebre, dolor en las articulaciones y “rash” ”, sostuvo.  

Entre las enfermedades con síntomas parecidos mencionó al dengue, la artritis reumatoidea y la fiebre escarlatina.

Fontanet advirtió, además, que el diagnóstico médico es importante  pues los planes médicos privados no están cubriendo las pruebas de laboratorio confirmatorias para el chikungunya.

 “Los planes no las están cubriendo y Salud no tiene el personal suficiente para analizar todas las pruebas. Por eso es importante la evaluación médica”, dijo el pediatra, quien declaró, además, que esta situación pone de manifiesto que el cuadro real de contagio de chikungunya es mucho mayor.